Enlaces recomendados
Enlaces recomendados
Wallpapers, Fondos del Imperio Romano
Tienda imperio romano
Curiosidades
"El verdadero placer de un hombre es hacer las cosas para las que fue hecho". Marco Aurelio.
Camisetas imperio romano
Optima impresion
Diseño gráfico de calidad
Diseño de paginas web, aplicaciones de internet
PATROCINADORES:
 
Simbología del Ejército Romano · Estandarte
 
  Simbología del Ejército Romano · Estandarte
  Simbología del Ejército Romano · Estandarte
  Simbología del Ejército Romano · Estandarte
Simbología

Durante los principios de la república la división del ejército estaba compuesta por cinco estandartes, el águila, el lobo, el minotauro, el caballo y el jabalí, pero en el año 104 a.C. Mario abolió los demás estandartes y dejó únicamente el águila (Aquila) como símbolo de todo el ejército

También se podía encontrar el Signum que era el estandarte de las centurias, constituido por el águila y la insignia de la corona romana en la punta y bajo esta la inscripción SPQR. Con el imperio se substituyó la inscripción por el nombre del emperador.

Otro símbolo usado era el Vexillum, estandarte usado por las unidades que estaban lejos de sus legiones haciendo un servicio. Este estandarte tenía la forma de un largo bastón con una bandera que contenía un águila en su centro. En tiempos de Augusto se usó tan solo de color rojo.

La perdida de un estandarte en un enfrentamiento era considerada una auténtica desgracia en la sociedad romana, su recuperación era celebrada como una gran victoria por parte del ejército y de toda la sociedad.

El ejército romano estaba muy ligado a la religión, para las declaraciones de guerra, un colegio de sacerdotes llamados feciales presentaban las exigencias al enemigo, si no recibían una respuesta en un plazo máximo de 30 días, los sacerdotes se dirigían a la frontera del país en cuestión y pronunciando una formula ritual lanzaban una lanza en su territorio declarando oficialmente la guerra.

El jefe militar antes de comenzar la campaña pronunciaba los vota enumerando los sacrificios y juegos que tendrían los dioses en caso de victoria, también se intentaba atraer a las divinidades de los enemigos mediante la Evocatio prometiendo plegarias y sacrificios en caso de salir vencedores.

Si la victoria era considerada de suficiente importancia, el Senado concedía al jefe militar un triunfo en el cual se le vestía al igual que Júpiter Capitolino y seguido de sus soldados (el ejército no podía entrar en Roma en ninguna otra ocasión), de los prisioneros y de los carros con el botín conseguido desfilaba por la ciudad.

 

 
 
 
Licéncia Creative Commons · Mapa web · Contacto